• 925 376 025 / 644 306 093 | info@urbisunt.com

Seguidores, Fans, Prescriptores y otros conceptos importantes para el Community Manager

  • 0

Una semana más, desde Urbisunt, seguimos hablando de todo el universo que rodea a la apasionante figura del community manager.

Recordamos a nuestros lectores que la semana pasada estuvimos analizando brevemente la relación entre este profesional del Social Media y los distintos usuarios que navegan por la red.

Hicimos hincapié en la importancia de que el community manager de una empresa o negocio conozca bien al público objetivo asociado a la misma, en el hecho fundamental de establecer relaciones duraderas con los miembros de este público objetivo y de cómo éstas no podían tener un carácter netamente comercial, sino que tenían que parecerse más al concepto que entendemos habitualmente como “amistad”, con sus limitaciones obvias, claro está.

Vamos a continuar este artículo por donde lo dejamos, es decir, estudiando las complejas relaciones entre community managers y usuarios desde otros aspectos en los que aún no hemos profundizado.

Pero antes de seguir, os recomendamos echarle un vistazo al artículo de la semana pasada , al que hemos estado referencia en esta pequeña introducción.

Relaciones de “amistad” entre nuestro community manager y nuestros seguidores

Para llegar a conectar con los usuarios debemos empatizar con ellos, ser capaces de ponernos en su piel y tratar de entenderlos, escuchándolos a menudo para conseguirlo. Es decir, debemos hacer lo que haría un “buen amigo”.

Y es que uno de los objetivos de cualquier buen community manager es llegar a convertirse en lo más parecido a un amigo posible con respecto a cada uno de nuestros seguidores. Si se crea una cierta relación de amistad entre nuestro community managers y los usuarios que visitan nuestra página web o nuestras redes sociales, será mucho más probable que éstos acaben convirtiéndose en nuestros clientes.

Conseguir este objetivo no es nada fácil, por eso, se puede afirmar que el community manager que logra crear relaciones de “amistad” con los seguidores de la empresa para la que trabaja es un profesional de éxito, aquel que cualquier empresario querría tener entre sus empleados.

El concepto de los “prescriptores”

Llegados a este punto, es necesario hablar de la figura de los “prescriptores”. Se conoce por el término de prescriptor a aquel usuario de nuestra página web y/o redes sociales que es mucho más que un simple visitante o seguidor que pueda leer de vez en cuando nuestras publicaciones.

El prescriptor es una persona que se convierte en un verdadero “fan” de nuestra empresa, negocio o marca de productos y que no duda en involucrarse dentro de las actividades que promovemos habitualmente, hasta el punto de que puede llegar a convertirse en nuestro mejor “comercial”.

El nivel de “lealtad” e involucración de estos prescriptores depende de cada uno de ellos pero, en general, son capaces de interactuar habitualmente con nuestras publicaciones, de compartir nuestros contenidos a menudo, ayudándonos a darles difusión y, en general, de promocionarnos indirectamente sin que nosotros se lo hayamos pedido.

En algunos casos, incluso, pueden llegar a defender nuestros intereses en contra de nuestra competencia o de críticas ajenas particulares y hacerlo por voluntad propia, sin que le hayamos pagado previamente y sin haberle pedido nosotros ese “favor”. De ahí, que dijéramos que se pueden convertir en nuestros mejores “comerciales” o, al menos, en los más rentables.

Aprender a identificar a nuestros prescriptores

Ahora que conocemos el concepto de prescriptor, estamos en condiciones de entender el porqué de la enorme importancia de este rol dentro de los intereses de cualquier empresa, negocio o marca de productos.

No es de extrañar que muchas empresas gasten ingentes cantidades de dinero para identificar a sus actuales prescriptores y, sobre todo, para crear y potenciar la aparición de nuevos prescriptores que impulsen la imagen profesional que les interesa proyectar dentro de Internet y de cara al público general.

Un buen community manager debe intentar conocer a sus prescriptores o, al menos, saber cuáles son los prescriptores en “potencia”, es decir, aquellos usuarios y seguidores que, con un poco de “ayuda” por nuestra parte, pueden acabar convirtiéndose en nuestros mejores difusores, en grandes defensores de nuestros intereses.

Hay que tratar de identificar los gustos y motivaciones de estos posibles prescriptores, qué es lo que les lleva a involucrarse en nuestras publicaciones, a compartir nuestros contenidos y a defender nuestros intereses en un momento dado.

Sólo así, seremos capaces de desarrollar un plan de acciones específicas con el que potenciemos el grado de involucración de dichos prescriptores y, por ende, el nivel de “afiliación” que otros usuarios pueden llegar a desarrollar hasta convertirse en una figura lo más parecida posible a estos prescriptores.

¿Aún no conoces el servicio de Community Manager de Urbisunt?

Todos estos artículos que tratan sobre el Social Media, el Marketing online y los conceptos que todo buen community manager debe conocer no surgen de la casualidad sino de nuestra propia experiencia como profesionales de los servicios web para empresas y particulares.

En Urbisunt llevamos bastantes años ofreciendo un amplio catálogo de servicios web a empresas, autónomos y particulares y, dentro de ese completo catálogo, el servicio de Community Management ocupa un lugar preferente.

Le concedemos una importancia capital a este servicio y a todas las tareas que tienen que ver con el Social Media, el Marketing Online y las labores propias de un community manager profesional y no es para menos, puesto que hemos comprobado, de primera mano, que aquella empresa o empresario que invierte en estos temas acaba, en la gran mayoría de los casos, obteniendo grandes resultados, incrementando de manera significativa sus beneficios a corto y medio plazo.

Contratar nuestro completo pack de servicios “community manager” es una gran decisión, una que puede traerle a tu negocio grandes ventajas. Danos una oportunidad y tú mismo te convencerás.

Y aquí lo dejamos por esta semana, os emplazamos a nuestro próximo artículo donde seguiremos sumergiéndonos en este interesante tema del que aún quedan muchas cosas por decir. ¡Contamos con todos vosotros!

  • 0