• 925 376 025 / 644 306 093 | info@urbisunt.com

La figura del Community Manager y sus principales cualidades

  • 0
  • 13 enero, 2017

El término “community manager” lleva ya unos años acompañándonos como una de las nuevas profesiones relacionadas con el mundo de las nuevas tecnologías y, sin embargo, aún son muchos los que no saben a ciencia cierta en qué consiste esta figura y qué papel desempeña dentro de cualquier empresa o negocio.

Con el siguiente artículo queremos responder algunas de estas preguntas, desentrañando lo que es exactamente un community manager y lo que no es, así como delimitando las funciones que desempeña este rol dentro de una estructura empresarial estándar.

Uno de los primeros errores que la gente comete a la hora de hablar de los community managers es pensar que se trata de una profesión que se suele desarrollar dentro de grandes corporaciones cuando, en realidad, la figura del community manager tiene cabida en empresas y negocios de cualquier envergadura.

Y es que el community manager es uno de los encargados de gestionar la imagen profesional de la empresa, negocio o marca de productos para la que trabaja y, en ese sentido, es indiferente el número de trabajadores o volumen de negocio que posea la empresa de la que estemos hablando.

La imagen profesional es esencial, sobre todo si hablamos de una empresa o negocio que desea introducirse en Internet, siendo como es este un amplio mundo lleno de posibilidades en el que, para conseguir nuevos clientes y ventas, hay que competir con los mejores.

Por eso mismo, cada vez es mayor el número de empresas y empresarios que se han dado cuenta de la importancia de contar con un community manager, viendo en esta figura al profesional capaz de gestionar adecuadamente su imagen profesional, lo que podríamos denominar como su “marca” dentro de Internet.

Desarrollo de Comunidades de Usuarios Online

Para desarrollar esta marca en Internet, nada como crear una buena comunidad online de usuarios, es decir, una comunidad dentro de Internet a la que pertenezcan personas interesadas en nuestros productos y servicios, ya sean auténticos clientes de nuestro negocio o usuarios que pudieran convertirse en clientes nuestros en un futuro próximo: los denominados como clientes potenciales o clientes en potencia.

Si queremos crear una de estas comunidades y hacerlo de la manera más adecuada, nada mejor que contar con los servicios de un community manager, al fin y al cabo, entre las funcionalidades que se le asocian a este profesional de las nuevas tecnologías está la de ser el responsable de desarrollar una comunidad de usuarios online que gire en torno a lo que sería nuestra marca dentro de la Red.

Cuando hablamos de desarrollar una comunidad, no nos referimos sólo a crearla progresivamente sino también a mantenerla, administrarla y gestionarla adecuadamente.

Llevar a cabo los objetivos especificados anteriormente no es una tarea sencilla y supone una importante inversión de tiempo, dinero y esfuerzo, cuyo principal objetivo es fomentar la creación de relaciones estables con nuestros clientes y seguidores.

Se trata de potenciar el contacto con cualquier usuario que pueda estar interesado en nuestra marca, es decir, en los productos o servicios que ofrecemos, utilizando Internet, las diferentes redes sociales y recursos que la Red nos ofrece para dar soporte a este tipo de relaciones y tratando de fidelizar al máximo número de clientes, es decir, persiguiendo como principal objetivo el que nuestra relación con estos usuarios sea duradera y fructífera.

Community Manager: Especialización y Formación constantes

Aquí observamos la verdadera complejidad del trabajo realizado por un community manager, se puede apreciar el hecho de que es un puesto para el que se requiere una tremenda especialización y que, en contra de los que muchos puedan pensar, no puede desarrollar cualquiera.

Ser community manager no significa pasarse horas y horas en la Red sin más. No se trata de una cuestión de estar todo el día metido en Internet y en las principales redes sociales del momento (en parte también es así) sino más bien de tener una serie de habilidades que nos permitan ser capaces de gestionar comunidades enteras de usuarios y potenciar adecuadamente la imagen profesional de la empresa, negocio o “marca” en general a la que representamos, y eso no es algo que se adquiera de un día para otro.

El buen community manager hace gala de una serie de capacidades técnicas nada desdeñable y posee un amplio conjunto de destrezas que le permiten abarcar un amplio abanico de tareas y responsabilidades.

Adquirir estas capacidades y destrezas no es sencillo, requiere un proceso de trabajo constante e intenso. Muchos de los mejores community managers que existen en la actualidad se formaron a sí mismos a base de trabajo, esfuerzo y originalidad pero en muchos otros casos la persona que quiere convertirse en un profesional del llamado Social Media tiene que acudir a másteres o cursos de formación para convertirse en un verdadero community manager.

Elijas el camino que elijas, si quieres convertirte en un buen community manager, tendrás que formarte adecuadamente, estudiar y estar al día de las principales redes sociales que existen en la actualidad, así como de las herramientas que nos facilitan el trabajo con dichas redes sociales y con los distintos recursos que nos proporciona Internet a la hora de promocionar una determinada marca.

Cualidades deseables en cualquier Community Manager

Dicho esto, también es verdad que para ser un community manager realmente completo tendrás que poseer unas cualidades que no se aprenden sino que deben “venir de serie” con la persona. Hablamos de creatividad, de originalidad, de empatía o de capacidad comunicativa, lo que comúnmente se conoce como “tener don de gentes”.

Las personas que posean estas cualidades de manera intrínseca podrán desarrollar mejor este trabajo, aunque eso no las librará de tener que formarse para poder llevar a cabo las tareas asociadas a un community manager de manera más eficiente.

La formación de un buen profesional del Community Management incluye el estudio y conocimiento de todo tipo de estrategias, la gestión de procesos, el marketing y diseño de estrategias publicitarias, la utilización de herramientas de última generación y muchos otros recursos que definen y dan forma a un buen profesional del Social Media.

La Experiencia como valor fundamental

Está claro que la formación es muy importante pero podríamos afirmar que hay un aspecto aún más relevante para definir a un buen community manager: nada más y nada menos que la experiencia.

Por mucha formación que poseamos, no nos convertiremos en grandes community managers hasta que hayamos adquirido una experiencia lo suficientemente amplia e intensa, es decir, cuando llevemos años y años trabajando para potenciar la imagen de una o varias empresas dentro de Internet.

Si hablamos de community managers con experiencia no podemos evitar referirnos al equipo de trabajo de Urbisunt, un equipo humano compuesto por community managers, redactores profesionales e ingenieros informáticos de primer nivel.

Una empresa con una larga trayectoria en la que nos hemos hecho cargo de la imagen profesional de grandes, medianos y pequeños negocios. Hemos gestionado con éxito comunidades de usuarios de gran envergadura, así como cuentas en las distintas redes sociales con un alto índice de actividad, consiguiendo siempre unos resultados satisfactorios para el cliente.

Si quieres que tu empresa, negocio o marca personal adquiera la imagen profesional que necesita para acceder a Internet y competir en igualdad de condiciones con los mejores de cada sector, no lo dudes: contrata el servicio de community manager de Urbisunt y prepárate para alcanzar las cotas más elevadas.

Con esto damos por finalizado el artículo de esta semana. No dejéis de visitar nuestro blog porque muy pronto publicaremos nuevos artículos sobre el interesante mundo del Social Media y todo lo que tiene que ver con la figura del community manager. ¡Hasta pronto!

  • 0