• 925 376 025 / 644 306 093 | info@urbisunt.com

Más cualidades deseables para el perfecto Community Manager

  • 0

Ya hacia algún tipo que no compartíamos un artículo de Urbisunt con vosotros y la verdad es que teníamos ganas de seguir desentrañando los “misterios” del Social Media y las claves que definen a un buen Community Manager.

Precisamente esto último es lo que hicimos en nuestro anterior post: desvelar algunas de las cualidades que un buen profesional del Community Management debe poseer.

Hablamos de un rol bastante completo y multidisciplinar, por lo que es una figura imprescindible dentro de muchas empresas y negocios, una figura a la que se le suele exigir mucho y que, por tanto, tiene que poseer muy diversas características.

Vamos a repasar alguna de las cualidades que ya comentamos en el anterior artículo (cuyo enlace os dejamos aquí) y, posteriormente, pasaremos a centrarnos en varias características más que no pudimos abordar la última vez.

No hace falta decir que, en Urbisunt, gracias a nuestra propia experiencia como especialistas en Community Management y Social Media, estamos en posición de poder hablar de este tema de manera fidedigna y con total veracidad. Al fin y al cabo, son muchos los años que llevamos ya ofreciendo nuestro servicio de Community Manager a numerosas empresas, negocios y particulares, lo que nos convierte, en cierta manera, en voces autorizadas para tratar esta compleja cuestión.

El Community Manager: una profesión muchas veces subestimada

No nos cansamos de repetirlo: el trabajo del Community Manager es mucho más complejo de lo que muchos piensan y requiere de una enorme versatilidad. No hablamos de tareas triviales que cualquiera podría desempeñar sino de verdaderas estrategias de trabajo bien definidas y no siempre fáciles de llevar a cabo.

Un trabajo que requiere de una formación totalmente multidisciplinar y continua en el tiempo, al fin y al cabo, la figura del Community Manager está muy asociada a las nuevas tecnologías, sobre todo en lo referente a Internet y las redes sociales, y ya sabemos lo mucho que avanzan éstas, sufriendo continuos cambios en el tiempo y adaptándose a las nuevas tendencias y necesidades que desarrolla la frenética sociedad actual.

Hablar de un buen Community Manager es hablar de marketing online, de redacción profesional de textos y de creación de todo tipo de contenidos web de alta calidad, de gestión y mantenimiento de grandes comunidades online de usuarios, de conocimiento de las principales redes sociales del momento y, por supuesto, de posicionamiento SEO, entre otros aspectos importantes.

Elaborar estrategias de Social Media y llevarlas a la práctica es un auténtico “arte”, algo para lo que no todo el mundo está capacitado. No hay una estrategia predefinida para todos los modelos de negocio: cada empresa, negocio o página web es diferente y requiere de unas acciones distintas para conseguir los resultados esperados, para que el trabajo efectuado se pueda considera un “éxito”.

No hay un patrón exacto que se pueda seguir “al dedillo” en todos los casos, cada tipo de negocio (y a veces cada cliente, incluso) es un mundo aparte, hay que estudiar en profundidad las características específicas de cada empresa-negocio y, en función de ese análisis, evaluar las posibles acciones que se pueden llevar a cabo para tratar de conseguir los mejores resultados posibles.

Principales cualidades del perfecto Community Manager

De todo lo anterior, surge una de las principales cualidades del perfecto Community Manager: ser planificador, ser muy organizativo. Una buena parte del trabajo de este profesional es pura planificación, seguir ciertas tareas con un orden casi milimétrico hasta cumplir un plan determinado previamente.

Esto nos lleva a otras de las cualidades deseables para un buen Community Manager: ser previsor, ser anticipativo. Para realizar este trabajo de manera exitosa has de ser capaz de prever los posibles efectos de tus acciones, tanto los positivos como los negativos, sacando provecho de los primeros y tratando de paliar los segundos.

El Community Manager también tiene que ser comunicativo, tiene que ser muy “sociable”. Al fin y al cabo, una de sus principales tareas es gestionar las distintas redes sociales de la empresa, marca de productos o negocio al que represente. Allí tendrá que tener trato con un gran número de usuarios, contestar a sus mensajes, responder a sus comentarios y transmitir confianza y seguridad con cada una de las publicaciones que realice.

La siguiente cualidad deseable en un Community Manager está totalmente relacionada con el punto anterior. Y es que un profesional del Social Media no sólo tiene que poseer grandes dotes comunicativas y ser prácticamente un “relaciones públicas” sino que también debe ser una persona verdaderamente empática.

La empatía en el Community Manager

La empatía, en definitiva, se convierte en una de las claves de este trabajo. No sería exagerado afirmar que no se puede ser un buen Community Manager si no se es empático, si no somos capaces de ponernos en la piel de nuestros clientes, seguidores y usuarios en general.

Una de las características que mejor define a las redes sociales modernas es la interacción, la comunicación multidireccional entre los diferentes agentes que comparten un mismo medio, en este caso, las distintas plataformas online que podemos encontrar en la Red hoy en día.

Por tanto, nada como ser empático y comprensivo para poder desenvolvernos con seguridad en esta auténtica jungla en la que se ha convertido Internet. Tal y como hemos apuntado en anteriores artículos, no podemos acudir a las Redes Sociales pensando únicamente en vender nuestros servicios y productos, en que nos hagan caso a nosotros y que elijan nuestra marca así porque sí.

Se cumple una regla básica: hay que dar primero antes de recibir, es decir, tenemos que ofrecer a los usuarios algo que les llame la atención, algo que capte su atención y que se ajuste a sus intereses y necesidades. Una vez que hayamos hecho esto, empezaremos a ver los primeros resultados en forma de seguidores, nuevos clientes y fidelización de los mismos, nunca al revés.

Puede sonar exagerado pero la verdad es que un buen Community Manager debería ser prácticamente “amigo” de sus seguidores y de sus clientes e, incluso, de los usuarios que se ponen en contacto de manera esporádica con la empresa o marca de productos a la que esté representando.

Le tiene que importar verdaderamente el conseguir solucionar los problemas de estos usuarios, dar solución a sus múltiples necesidades, ofrecerles todo tipo de información para hacer sus vidas más agradables, entender los productos y servicios de su cliente como elementos que pueden facilitar las cosas a sus seguidores, transmitiéndolo así a todo el mundo.

Una vez más, el artículo se ha alargado más de la cuenta y, como no queremos extendernos demasiado, vamos a dejarlo aquí y más adelante retomaremos este apasionante tema justo por donde lo hemos dejado.

Aún quedan muchas otras características que analizar, muchos puntos de vista que traer a colación, elementos relacionados con la figura del Community Manager y de lo que se denomina habitualmente Social Media, algo que creemos que puede ser del interés de muchas personas, no sólo de aquellas que estén metidas de lleno en este tipo de profesiones sino, sobre todo, de las que estén pensando en contratar los servicios de un profesional o empresa que ofrezca esta clase de servicios.

Si usted está incluido en este último grupo, no dude en contar con nosotros. En Urbisunt podemos ofrecerle servicios y soluciones hechas a la medida de su empresa o negocio. Póngase en contacto con nosotros y deje que le expliquemos todo lo que podemos hacer por usted.

Aquí lo dejamos por esta vez, esperamos que os haya resultado interesante este artículo y os aplazamos a finales de la semana que viene, momento en el que publicaremos una nueva entrada en el blog de Urbisunt. ¡Permaneced muy atentos!

  • 0